Alumno de la UV estudiará seis meses en Hong Kong. Con apoyo de la Red Talloires

16
  • Busca conocer más acerca de los programas de empresas sociales para su trabajo recepcional en el Instituto de Aprendizaje Experiencial
  • “Cuando viajas tu visión se amplía, regresas como una persona diferente y puedes aplicar a tu formación lo que aprendiste”, comentó Andrés Parraguirre

David Sandoval Rodríguez

Andrés Rodrigo Parraguirre Alvarado, consejero alumno de la Facultad de Contaduría de la Universidad Veracruzana (UV) en el campus Veracruz-Boca del Río y estudiante de la Licenciatura de Gestión y Dirección de Negocios, viajará a Hong Kong para estudiar en el Instituto de Aprendizaje Experiencial de la universidad local durante un semestre.

Dicha estancia fue posible gracias a su aprobada participación en el “Programa de Voluntariado Universitario Red Talloires”, que agrupa a más de 250 universidades alrededor del mundo, incluyendo a la UV que destacó en 2012 al recibir el primer lugar en el premio anual de la red “MacJannet Prize for Global Citizenship” por proyectos que sus estudiantes realizan en vinculación comunitaria.

Gracias al área de Vinculación de la UV en Veracruz y con apoyo de su coordinador, Mario Peña, han trabajado en varios programas de vinculación, por lo que Parraguirre Alvarado conoce acerca de los apoyos que existen en el área y de esta manera conoció la convocatoria de la Red Talloires.

“Los universitarios podemos elegir entre una red de universidades en todo el mundo y los diferentes programas de voluntariado que existen, es posible elegir aquel que se adecua más a los intereses de cada estudiante, con base en un perfil que se ingresa en el programa”, explicó el universitario.

“Lo que más me llamó la atención fue un programa de la Universidad de Hong Kong en el Instituto de Aprendizaje Experiencial. El procedimiento es aplicar para la convocatoria, escribir una carta de motivos y agregar el currículum; si pasas ese primer filtro te hacen una entrevista y al comparar el perfil y experiencia decidieron que era pertinente mi estancia allá.”

Respecto de convertirse en el primer estudiante de la UV en viajar a Hong Kong, expresó: “Me siento muy emocionado por esta oportunidad, ya he viajado a otros países y sé que cada vez que lo haces tu visión se amplía muchísimo, regresas como una persona diferente y puedes aplicar en tu formación todo lo que aprendiste”.

Su experiencia anterior ocurrió en 2014, tuvo una duración de cinco semanas y fue en un programa de emprendimiento e innovación social en Chile representando a la UV, para el cual contó con apoyo económico. A partir de su viaje se trabaja con el área de vinculación en transmitir la metodología aprendió con pequeños empresarios del puerto de Veracruz.

Una de las principales motivaciones del estudiante es la experiencia de vivir algo diferente, el choque cultural, la comida. “Como quiero ir a Bangladesh a vivir otra experiencia –un internado en el Centro Yunus de Empresas Sociales–, quería empezar a acercarme a la cultura oriental. Vi esta oportunidad, conseguí la beca y me voy acercando, estoy seguro que lo que voy a aprender allá me servirá para mi desarrollo personal y profesional”.

Señaló que siempre ha tenido interés por visitar otros países, y aunque pudo hacerlo hasta que entró a la UV se dio cuenta que los viajes amplían la visión: “Regresas y ves las cosas de una manera distinta; ir a otro país y otra universidad te da la oportunidad de comparar lo que pasa en México y Veracruz, puedes ver cómo generar un intercambio para traer conocimiento desde allá y también importarlo”.

Respecto de las posibilidades de viajar y vivir en otro país, Andrés Parraguirre comentó: “Lo primero de todo es pensar que sí se puede, tener los motivos claros y el enfoque, es un proceso que va de menos a más”, en su caso comenzó realizando eventos de emprendedores en el puerto y luego visitó Chile, por lo que sugirió a quienes tienen la intención de realizar una estancia de intercambio en otro país o cursar un semestre, que desde temprano realicen acciones que sumen cualidades en un proceso de selección y entrevista para participar en un programa de este tipo.

“Estoy seguro que me aceptaron porque he tenido este tipo de experiencias y es más fácil de lo que parece, muchas veces he escuchado que dicen que perderán seis meses de su carrera, yo más bien creo que es una inversión, lo que aprendes no se compara con lo que vives, podemos ir a otros países a aprender cosas que podemos regresar a aplicar.”

Desde 2011 el estudiante se ha enfocado al tema del emprendimiento y actualmente trabaja con las empresas de emprendimiento social. “He tenido la desventaja o la fortuna de fallar en dos proyectos y creo que es importante intentarlo y aprender a hacer las cosas, porque entre más rápido te equivoques más rápido aprendes y lo puedes hacer mejor”.

Explicó que una empresa social es una empresa que no tiene pérdidas pero tampoco tiene dividendos con los accionistas, muchas veces se confunde con una Organización No Gubernamental (ONG) pero no son lo mismo. La empresa social combina el poder de las empresas de ser autosustentables y el poder de las ONG de buscar un objetivo social: se crea para solucionar un problema, no para enriquecerse.

Este concepto ha evolucionado de manera muy rápida en poco tiempo, de hecho el universitario realiza su trabajo recepcional sobre el tema, analizando el modelo que en los últimos años el Premio Nobel de la Paz 2006, Muhammad Yunus, comenzó con un movimiento de empresas sociales en Bangladesh en 1971.

“El año pasado fue la cumbre de las empresas sociales en México, evento mundial que organiza Yunus y apliqué para ir, me aceptaron y la UV me apoyó, es un evento que te abre las puertas, conoces a personas de todo el mundo que están enfocadas a las empresas sociales.”

El estudiante agradeció el apoyo de la Facultad de Contaduría y su directora María Eugenia Sentíes Santos, así como de Mario Peña, el coordinador de Vinculación en el campus Veracruz-Boca del Río.

Leave a Reply