Carreteras de Veracruz, las más peligrosas del País.

Las carreteras Puebla-Veracruz, ya sea por la autopista Córdoba-Orizaba o Perote-Xalapa, son de las más peligrosas y donde ocurren un gran número de asaltos, incluso hasta ejecuciones de camioneros, expresó el delegado estatal de la Alianza Mexicana de Organizaciones del Transporte AC (Amotac), Juan Durán Mendoza.

De acuerdo con los reportes que posee de los camioneros de esa organización, uno de los tramos más peligrosos para los operadores del transporte de carga es Cantona.

Esa zona entre Puebla y Veracruz es uno de los puntos donde refieren que ocurre el mayor número de asaltos a camioneros.

“La zona de Cantona y la parte de Perote es muy peligrosa y esto se extiende hasta la zona de Cardel, pero esto no para y siguen presentándose no sólo asaltos, sino incluso asesinatos de compañeros operadores y no se hace nada”, refirió.

Expuso que sin duda Veracruz es uno de los estados con carreteras peligrosas y es en este tramo donde se tienen mayores problemas, por lo que a pesar de que asaltos al autotransporte siempre han existido, ahora son con lujo de violencia.

Dijo que en las carreteras de la entidad se roba carga de todo tipo, pues estos asaltantes se llevan desde carga de aparatos electrónicos, materiales y productos perecederos hasta camiones con ganado.

Uno de los principales motivos por los cuales se están dando ese tipo de situaciones es debido a que no hay vigilancia en esta zona, ni de la Policía Federal división Caminos ni de la Policía Estatal, como antes se hacía mediante el llamado “operativo carretero”.

En Veracruz expresó que el riesgo para los camioneros inicia desde la zona de Cantona, en el estado de Puebla, pues refirió que no hay vigilancia en las carreteras y en ocasiones sólo encuentran una patrulla y ésta no es para vigilar y brindar seguridad a camioneros y automovilistas, sino para extorsionarlos con cualquier pretexto.

Otro de los tramos que representa un riesgo para el transportista y su carga es Perote, pues en esa zona también se tienen problemas serios de robo de unidades no sólo de la carga, sino también del robo de los camiones y los secuestros o ejecuciones de los transportistas.

Calificó a esa zona de las carreteras veracruzanas como un “triángulo rojo”, pero además es lamentable que como los delitos son en los límites de Puebla con Veracruz no se hace nada y lo mismo sucede si el delito se comete en los límites de Veracruz con otros estados, ya sea al norte con Tamaulipas o al sur con Tabasco.

Resaltó que en las últimas semanas se han incrementado los atracos y también los asesinatos de operadores del transporte de carga, por lo que considera una “zona roja” la parte de las carreteras entre Puebla-Veracruz y no importa si es por la zona de Córdoba-Orizaba o por la parte de Perote-Xalapa, tampoco si es por la pista o por tramos libres de peaje.

“La inseguridad y el número de asaltos ha llegado a tanto que las compañías de seguros no quieren asegurar la carga y si lo hacen les suben las primas de seguro”, indicó.

El tramo de Cardel es otro de los puntos de la carretera entre Puebla y Veracruz que consideran como “foco rojo”, pero insistió que no sólo se trata de la carretera de Puebla-Perote-Xalapa-Veracruz, sino también la carretera Puebla-Orizaba-Veracruz, pues en esta última esa parte también es de muchos asaltos y resaltó que si los delincuentes asaltan el tren, con mayor razón a los transportistas.

Insistió que lo que más lamentan es que hoy los saltantes no sólo se llevan la carga y el camión, sino que incluso se llevan al operador para pedir rescate y lamentablemente en otras ocasiones es asesinado.

Recordó la situación del operador que estrelló su unidad hace un par de semanas en la caseta Plan del Río, el cual fue asaltado y logró llegar hasta la caseta, donde falleció víctima de los disparos de los asaltantes.

Manifestó que antes las pistas eran seguras, pero hoy esas vías están peor que las carreteras libres de peaje, por lo que señaló que falta mucho empeño por parte de los concesionarios y se deberían poner cámaras u otros dispositivos de seguridad en las vías federales.

Acerca de las estadísticas, aseguró que para la Policía Federal división Caminos no hay carreteras inseguras, pues para ellos todas las carreteras del país son seguras, incluyendo las de Veracruz.

Tanto la Policía Federal como la Fiscalía General del Estado llevan estadísticas y ambas deben cruzar datos, pero a ninguna de las dos corporaciones les conviene tener todas las cifras, refirió.

DATOS DE CONTEXTO

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública se han robado a junio de 2019, 3 mil 317 unidades automotoras en la entidad veracruzana, sin embargo, a junio de 2018 se habían robado 4 mil 999 unidades.

Por lo cual, aunque el número de unidades robadas ha disminuido en mil 682 unidades, este delito sigue manteniendo cifras elevadas en la entidad.