Cartel de estudiantes de Psicología analiza lenguaje en bebés

35
● Lizeth Almanza Colorado, Laura Leticia Castañeda Landa y Ana Nohemí Figueroa Fernández elaboraron el cartel como resultado de su trabajo en el Laboratorio de Psicobiología

David Sandoval Rodríguez

Estudiantes de la Facultad de Psicología de la Universidad Veracruzana (UV) fueron premiadas por un cartel en el que analizan las aptitudes del lenguaje en bebés, como parte de la I Jornada por los Aprendizajes y la Educación y V Jornada de Educación Especial “Investigación, evaluación e intervención”, evento celebrado del 1 al 5 de junio.

​Lizeth Almanza Colorado, Laura Leticia Castañeda Landa y Ana Nohemí Figueroa Fernández, quienes cursan el séptimo semestre y colaboran en el Laboratorio de Psicobiología de la Facultad, realizaron el cartel “Características del lenguaje en niños de 11 a 58 meses de edad”.

El tema surgió en la tutoría de investigación en el área de lenguaje a cargo de Dora Elizabeth Granados Ramos, responsable del laboratorio. “Nos incluimos a las tutorías ya que nos interesa el lenguaje, sobre todo en las etapas tempranas, la doctora llevaba este proyecto y nos invitó, de ahí surgió la idea de realizar el trabajo con los niños”, comentó Lizeth Almanza.

Laura Leticia Castañeda señaló que “en cualquier ámbito las primeras etapas son muy importantes, sobre todo porque es la etapa en que se forman las personas; nos interesó describir y analizar las características del lenguaje, pues si hay una dificultad que no sea notoria es importante tratarla lo antes posible para que no tenga repercusiones en el aprendizaje posterior, como en la lectura y escritura”.

Por su parte, Ana Nohemí Figueroa explicó: “Hemos trabajado en el lenguaje en distintas áreas, una de nosotras trabaja con bebés hasta los dos años, dos trabajan con preescolares y yo trabajo con los niños entre dos meses y cinco años; entonces fue el conjunto de nuestras ideas y casi dos años de trabajo. Nos dimos cuenta que teníamos mucha información en común que nos podría interesar y funcionar para un trabajo concreto, así como también para generar mayores resultados”.

Castañeda Landa comentó que la investigación es algo que comparten prácticamente desde que entraron a la Facultad. “Hemos colaborado en otros trabajos de investigación que, si bien se asocian con esta área del lenguaje, han sido de diversas áreas que implican estudiar el desarrollo en varias edades, por lo que éste es un primer paso de todo lo que queremos realizar, nos hemos dado cuenta que nos interesa mucho el tema y es probable que tratemos de hacer un trabajo más completo que no sólo nos sirva a nosotros sino a los niños en esta etapa”.

Almanza Colorado reconoció que fue un proceso complicado en el sentido que en lo personal trabajó con ciertas edades y para generar un conjunto de información para ponerlo en un cartel de forma concreta.

Al respecto, Laura Castañeda compartió que fue una experiencia enriquecedora porque pudo conocer más el tema que trabajó en otras etapas, “lo que me hace comprender un poco más cómo se dan estos procesos porque no sólo trabajamos con la teoría, también con los niños, y para un psicólogo eso es muy importante porque permite desempeñar mejor el trabajo en el laboratorio. La investigación es algo que me llama mucho la atención y hacer este tipo de trabajos me va formando como futura investigadora”.

En lo personal, Figueroa Fernández dijo que pudo conocer lo que ocurre en otras etapas del desarrollo, “fue muy interesante; como psicólogos es muy importante ver cómo la gente utiliza el lenguaje para comunicarse”.

Castañeda Landa explicó que se basaron en una escala de tamizaje de la Evaluación del Desarrollo Infantil (EDI) y se caracterizó el lenguaje en los bebés mediante la prueba, el estudio se llevó a cabo con 52 infantes, 32 niñas y 20 niños.

“Este instrumento permite clasificarlos rápidamente y aquellos que se reportaron como normales dentro de la escala se analizaron a detalle; había cosas que era necesario trabajar si se analizaban de manera particular y son muy importantes pero a veces pasan desapercibidas. Ese es el papel que realizamos, ser muy específicos en detectar este tipo de dificultades”, precisó.

La conclusión mostrada en el cartel, agregó, “es que no solamente hay que quedarnos con los resultados, debemos hacer uso de otros instrumentos como la observación, la interacción con los niños y no solamente irnos con los resultados generales sino poner mucha atención en los detalles porque nos dan herramientas para trabajar”.

Analizando a detalle los resultados de la prueba, se puede decir que algunos tienen dificultades que son aceptables para la edad, pero que con el paso del tiempo pueden dificultar el aprendizaje posterior, porque el lenguaje es un precursor para aprendizajes más complejos, expresó Almanza Colorado.

En edades tan tempranas es posible que los niños puedan adquirir y desarrollar estrategias, y puedan resolver las dificultades que en un inicio afectan su desarrollo, a fin de no tener un retraso en comparación con otros niños, comentó Ana Figueroa.

Respecto al cartel ganador, las estudiantes expresaron que les generó satisfacción personal y una experiencia que las motiva a seguir. “El trabajo rinde frutos cuando haces lo que te gusta y puedes seguir porque hay material, a veces es difícil pero trabajar en esta área ayuda a la formación profesional y personal, es muy gratificante”, apuntó Castañeda Landa.

Asimismo, Figueroa Fernández dijo sentirse “orgullosa de haber trabajado con mis compañeras, no fue un trabajo en vano sino que todavía puede dar más frutos”.

Leave a Reply