De 21 años y de NL, la joven que trae de cabeza al Partido Verde

71

En Monterrey, la campaña publicitaria del PVEM no fue bien recibida por María, quien inició una petición a la que sumaron miles, para que le quiten el registro a ese instituto político. 


La propaganda no sólo atrae simpatizantes, también levanta detractores. La del Partido Verde molestó tanto a María Santos Villarreal, una joven de 21 años, estudiante de la Escuela Libre de Derecho de Monterrey, quien hace tres meses abrió una petición -a través de la plataforma change.org-, con la cual pidió quitarle el registro a ese instituto político.

María se molestó por la campaña publicitaria que el Verde desplegó, sobre los vales de medicina, el primer empleo, y la pena de muerte a los secuestradores.

“Me molesta cómo se aprovechan del lenguaje para engañar a la gente”, dijo en entrevista telefónica para Aristegui Noticias.

Ideó el hashtag #QuitenRegistroAlVerde y la referida petición que hasta ahora ha alcanzado más de 160 mil firmas, entre ellas, la de académicos y figuras públicas.

El INE no ha respondido a los reclamantes que el pasado 29 de abril justificaron su desprecio al partido político, que en la pasada elección alcanzó poco más de 2.5 millones de votos, tras una campaña propagandística como pocas veces se ha visto en la historia del país, alcanzando incluso el día de la elección, cuando personajes como el director técnico de la selección nacional, y otros afines a las televisoras, pidieron abiertamente apoyar al PVEM.

Entra los motivos por los que María Santos y miles más coincidieron en que se le debería quitar el registro al partido, están el “uso de recursos públicos y privados ilegales”; la “contratación y adquisición mediante sus legisladores de cerca de 300 mil spots en televisión de manera ilegal”; la “compra y transmisión ilegal de propaganda (cineminutos) en prácticamente todas las salas cinematográficas del país”; y el “uso ilegal de nuestros datos personales, del padrón electoral, de padrones públicos y de empresas privadas para hacernos llegar propaganda”.

María no pudo acudir a la entrega de firmas al DF; uno de los motivos, reconoció, fue por temor a represalias.

La petición contra el Verde, agregó, no busca únicamente quitar el registro al Verde. “También es una campaña de desprestigio. Porque se metieron por los ojos, se metieron a mi casa, a mi celular. ¿Con qué derecho mandan las cosas en mi casa, con los datos de quién?”, preguntó.

En los primeros días, la petición juntó más de 30 mil firmas. Poco después Sergio Aguayo la contactó para compartirle su interés por unirse a la petición. Así, se sumaron el especialista electoral y periodista Eduardo Huchim; el ex consejero del IFE, Alfredo Figueroa; Carlos Brito, Javier Corral, entre otras figuras.

María recordó que tiempo después de la entrega de firmas, integrantes del propio Tribunal Electoral reconocieron la legitimación de ciudadanos en el caso del registro del Verde.

Según la Ley General de Partidos es causa de pérdida de registro “incumplir de manera grave y sistemática a juicio del Consejo General del Instituto o de los Organismos Públicos Locales, según sea el caso, las obligaciones que le señala la normatividad electoral”.

Pero desde que entregaron las firmas, en abril pasado, el asunto en el INE parece estar congelado. Se está en espera de que un dictamen detalle la actuación del PVEM en la campaña electoral, que no es ningún secreto para nadie. Y que enardeció tanto a María.

(Con información de Yuriria

Leave a Reply