Desarrollan sistema de limpieza de agua elaborado con PET

Estudiantes de la Universidad del Valle de México Campus Chapultepec, fabricaron un filtro de agua llamado Ja’qualux con cartuchos de PET y materiales minerales, que será distribuido en la comunidad de Caltongo, Xochimilco, para ayudar a que sus habitantes no consuman ni usen más agua contaminada del canal cercano a la zona que habitan.

Magaly Fabila, integrante del equipo que hizo Ja’qualux, explicó que este sistema de filtración de agua se basa en la Norma Oficinal Mexicana NOM-127-SSA1-1994, la cual establece los límites permisibles de calidad y los tratamientos de potabilización del agua para uso y consumo humano, que deben cumplir los sistemas de abastecimiento públicos y privados. El cartucho o envase de PET sirve como contenedor de una serie de minerales que hacen el proceso de filtrado, y alrededor de este dispositivo hay material de sellado.

Al iniciar la investigación, encontraron que en Caltongo la red hidráulica es limitada e incluso las familias ubicadas al otro lado del canal no cuentan con abasto de agua potable. El utilizar esta agua contaminada para consumo, baño o aseo de enseres en general, ha generado enfermedades de la piel y gastrointestinales, por otro lado, el empleo de agua contaminada para riego ha afectado la economía de esta comunidad al dañar la productividad de la horticultura y la floricultura.

Bajo estas condiciones, el propósito principal de los estudiantes con Ja’qualux es lograr que el agua del canal de la zona de Caltongo sea apta para uso doméstico y para riego, y en una posible última fase, para consumo humano. El proceso es el siguiente: en primer lugar, el agua pasa por un filtro en donde se retienen materiales orgánicos, color y olor, en la segunda fase se retienen sales y minerales, se nivela el pH y se reduce la concentración de metales pesados.

Magaly agregó que a este sistema es posible adaptar una siguiente fase que es el método Sodis -la exposición del agua a los rayos solares durante cierto tiempo- para lograr la purificación para consumo humano. “Aunque se sabe que con este proceso se logra la purificación, se realizaron pruebas en laboratorio y se comprobó que con la exposición al calor se consigue hasta 99% de purificación del agua”, explicó Magaly.

Para llevar el agua filtrada hacía la comunidad los estudiantes explicaron que se extraerá del canal por una bomba eléctrica, luego de ello pasa por las dos fases de purificación de Ja’qualux y luego llegará directamente al sistema de abastecimiento que tienen las casas.

El proyecto de responsabilidad social considera capacitar a los habitantes para que ellos mismos fabriquen los filtros y cartuchos, lo que contribuye a empoderar a la comunidad.

 

Fuente: Agencias