Diálogo En El Infierno: El Góber De Veracruz Y Un Reportero; Asunto: Los Convenios

Mejor solo que mal acompañado…

El siguiente es un diálogo en el infierno entre el gobernador y el directivo de un medio de información:

–Gracias, hermano, por asesorarme.

–Gracias a ti, gobernador, por darme la oportunidad.

–Hemos caminado juntos y hecho historia.

–Tú eres la historia.

–Gracias, hermano. Y bueno, ya es tiempo de hablar de convenios.

–Gracias, góber.

–Como tú sabes haremos un recorte de casi el 50 por ciento, pero habrá para todos.

–Gracias.

–Te estoy considerando un convenio de 20, 25 mil pesos mensuales.

–¿Cuánto?

–20, 25 mil pesos.

–Caray, gobernador, es muy poco.

–¿Poco? No, hermano, contigo estoy haciendo una excepción. Me has ayudado mucho. Me asesoras y no me cobras. Te la jugaste conmigo. Me has publicado y bien y te lo mereces.

–Pero esa cantidad mensual es poca.

–A todos los demás les daré entre 15 a 18 mil pesos, máximo. A ti, 20, 25 mil pesos.

–Mira, solo de nómina pago 200 mil pesos quincenales. Reporteros, fotógrafos, editores, secretarias, corresponsales, columnistas, y materia prima para la edición

–Pues sí, pero nada más para eso alcanza.

–No, gobernador, gracias. Si eso me darás mejor ahí la dejamos.

–Hermano, no seas así.

–Tú tampoco me trates así. Es una ofensa.

–¿Una ofensa 20, 25 mil pesos mensuales de convenio?

–Claro. Es una ofensa. Ni idea tienes de lo que significa el gasto de un periódico. Ahí queda.

Ahí, el diálogo en el infierno entre el gobernador y el directivo fue roto.

Desde entonces, y como decía el historiador Daniel Cosío Villegas, la sana distancia, la distancia crítica, con el gobernador.