El PAN en Tuxpan, mal y de malas…

CON DERECHO A RÉPLICA

Por Francisco Vargas Perales

Dice la conseja popular que cuando Dios dice a dar, hasta los canastos presta, pero cuando cae la mala suerte no se quita ni yendo a bailar a Chalma. Eso es precisamente lo que le está sucediendo al Partido Acción Nacional (PAN), en Tuxpan. El PAN en esta ciudad desde hace algunas décadas, ha estado en manos de dos familias que son las que se reparten los cargos a nivel municipal.

En contiendas locales pasadas, el PAN de Tuxpan solo lograba obtener una regiduría que se quedaba en poder de la familia Mancha Aguilar o de la familia Bautista Quiroz, que se dicen fundadores del Partido Acción Nacional en el puerto, algo indebido, pues hubo hace cinco décadas otras personas que hacían esfuerzos por colocar al PAN en la simpatía del electorado, pero no lo lograban, el Partido en el poder, el Revolucionario Institucional, arrasaba con todo.

En la década actual, el PAN de Tuxpan logra colocar a José de Jesús Mancha Alarcón, “Pepe” Mancha, con el apoyo de Miguel Ángel Yunes Linares, ahora panista. “Pepe” Mancha logra alcanzar una diputación local y la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional, con esto la familia Mancha Aguilar se va a los cuernos de la luna y logra la candidatura a la presidencia municipal de Tuxpan para su hijo mayor Juan Antonio Aguilar Mancha.

Juan Antonio Aguilar Mancha traía todo el apoyo del entonces gobernador Miguel Angel Yunes y logra ganar la alcaldía y una regiduría, desde luego hubo el acomodamiento de panistas en puestos claves del ayuntamiento, posteriormente, el PRI sufre una derrota total impuesta por el Partido MORENA con Andrés Manuel López Obrador. El PRI en Tuxpan desaparece, baja la cortina, el PAN ganador de la alcaldía se notaba fortalecido, los panistas siempre orgullosos, se conducen ahora como si fueran parientes de la Emperatriz Carlota Amalia.

Pero poco les duró el gusto a estos gobernantes de nuevo cuño, termina su mandato de dos años Miguel Ángel Yunes Linares y los panistas vuelven a quedar huérfanos, políticamente hablando, José de Jesús Mancha Alarcón, “Pepe” Mancha, endeble, no logra sostenerse como dirigente estatal del Partido Acción Nacional, pierde la elección, pero logra ganarla en tribunales, su acérrimo contrincante Joaquín Guzmán Avilés, impugna el triunfo de Mancha Alarcón.

El político de Tantoyuca, Guzmán Áviles, pide al PAN que se revise la elección y emita una nueva determinación, el Tribunal Estatal Electoral (TEE) decreta la nulidad de la elección interna y ordena se realice una elección extraordinaria. Se tambalea “Pepe” Mancha en la dirigencia estatal del PAN, de tal forma que el gobierno del estado a cargo de Cuitláhuac García Jiménez, morenista, ha anunciado una auditoría a las arcas municipales, aunque se aclara que esta no trae colores partidistas.

Mientras tanto, la familia Aguilar Mancha todavía no sale de su embeleso y el PAN municipal requiere de dirigencia que mantenga un partido unido; en días pasados hubo desbandada, Adela Morales Méndez, una profesionista de valía, anuncia su salida de Acción Nacional y deja atrás 23 años de militancia panista, abogada, con maestría y un doctorado, Adely Morales acepta la propuesta de Rogelio Franco Castán, líder moral del Partido de la Revolución Democrática y abandona al PAN.

Adelita ve un futuro promisorio en el Partido del Sol Azteca y se incorpora al PRD con un grupo de seguidores, Rogelio Franco Castán, dirigente moral del PRD, se nota que está fortaleciendo a su partido en este bello puerto, Franco Castán es como los boxeadores veteranos que aguzan la vista y son certeros en el golpeo y si “Pepe” Mancha tarda en regresar a Tuxpan, va encontrar un panismo que ha perdido el rumbo.

Los dirigentes panistas de la localidad todavía andan embelesados por el triunfo anterior que los llevó a la alcaldía, sin tomar en cuenta que los triunfos son efímeros. En este puerto se puede notar que Franco Castán está trabajando y que el Partido Acción Nacional va a la baja, cuando regrese “Pepe” Mancha a Tuxpan, se encontrara un PAN como el que conoció en sus años juveniles, con escasa membresía, mal y de malas. Yo digo y nada más. Hasta la próxima Dios mediante

Para Réplica o comentario se pone a su disposición el correo electrónico [email protected]