En Veracruz los gobernadores hacen su voluntad sin contrapeso de otros poderes

96

El colapso de los poderes Legislativo y Judicial, genera gobiernos autoritarios que “compran” jueces y diputados, eliminan la división de poderes y dan pie a la infiltración de delincuentes en el Gobierno, a través del financiamiento de campañas políticas

​El colapso de los Poderes Legislativo y Judicial en los estados, ha generado gobiernos autoritarios que “compran” lo mismo jueces que diputados, eliminan la división de poderes y dan pie a la infiltración de delincuentes en el Gobierno, a través del financiamiento de campañas políticas, alertó el académico del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales de la Universidad Veracruzana (UV), Alberto Olvera Rivera.

En la charla “La crisis de la justicia, el autoritarismo subnacional y la reforma penal: un marco interpretativo de una reforma fracasada”, abundó que incluso hay incentivos a la corrupción sistémica para mantenerse en el poder, aún si esto significa recibir dinero de los empresarios “más poderosos”, que suelen ser los delincuentes, que luego les cobran a los gobernantes por sus favores.

Señaló que contrario a lo que ocurre con estos poderes a nivel federal, en los estados como Veracruz los gobernadores hacen su voluntad sin el contrapeso de los otros poderes.

“No ha funcionado porque los partidos políticos en los estados son muy poco institucionalizados, porque tienen cuadros verdaderamente malos, sin ninguna formación y porque eran fácilmente comprados por los Gobernadores”.

Durante el Seminario “Violencia, corrupción institucional e impunidad en México”, consideró que a nadie debe sorprender que bajo estas condiciones de corrupción arraigadas cualquier reforma fracase.

Puso como ejemplo que la justicia de los estados no se reformó, en algunos estados cambiaron a sus magistrados, pero con la modalidad de que los Gobernadores controlaron el proceso y tenemos Poder Judiciales totalmente supeditados al Poder Ejecutivo y con niveles de corrupción que son los mismos de siempre.

Y en el caso de los Poderes Legislativos estatales, ahora políticamente plurales por la competencia electoral, son controlados por los Gobernadores por vías informales o ilegales.

“Hay un nuevo mecanismo de corrupción del Poder Legislativo del cual podemos dar cuenta todos los veracruzanos, todos sabemos aquí que los votos en el Congreso se compran. Por las importantes decisiones se paga un millón de pesos por legislador, no importando si los diputados son del PRI, PAN, o del partido que sea. Es posible que un Gobernador saque las decisiones que le importan simplemente pagando ‘por evento’ y esa es la cuestión esencial”.

De tal manera que el control que ejercen los mandatarios en los tres poderes logra que todos los recursos puedan ser manejados por ellos y eso les garantiza poder perpetuar a su partido en el poder.

“Lo que importa es que su partido gane las elecciones, no ellos en lo personal porque no hay reelección, pero sí el partido porque el partido debe cubrir las malversaciones de cada gobernante y es imprescindible ganar las elecciones al costó que sea, literalmente hablando”.

Olvera Rivera aseguró que hasta que se entienda el fenómeno de la corrupción institucionalizada en las entidades federativas, el sistema no podrá ser reformado internamente.

PRESENCIA.MX