Estudiantes eligen su carrera porque no incluye matemáticas

Próximos a concluir el ciclo escolar 2018-2019, los estudiantes de nivel medio superior han decidido a qué se quieren dedicar profesionalmente y 40% dice que optó por una profesión pensando que verán poco o nada de matemáticas, de acuerdo con el estudio La elección profesional, realizado por el Centro de Opinión de la Universidad del Valle de México.

Además del tema de las matemáticas como un disuasivo, existen otros factores que afectan la decisión de muchos jóvenes. Así, 85% de los egresados de bachillerato dice que pudo elegir la profesión de su mayor interés, pero el 15% restante tuvo que optar por una segunda alternativa debido a diferentes razones: la carrera es demasiado costosa (26%), porque no está disponible en su localidad (21%), por la dificultad de conseguir empleo de esa profesión (17%), entre otras.

Esta encuesta, que buscó tener mayor claridad respecto a los elementos que llevan a los estudiantes de bachillerato a decidir a qué se quieren dedicar al término de su educación media superior, indica que sí existe un amplio interés entre ellos para continuar sus estudios: 78% tiene intención de ingresar a una licenciatura o ingeniería; 6% quiere estudiar a nivel técnico superior universitario y 5% desea una carrera técnica.

33% se dice interesado en el área de las Ciencias Sociales, 28% en Ingeniería, Manufactura y Construcción, 10% en Salud y 6% en Ciencias Naturales, Exactas y de la Computación. El género sigue marcando diferencias, para integrarse al estudio de la Ingeniería 65% de los hombres manifiesta interés y 35% de las mujeres. En Ciencias Naturales el porcentaje es también mayoritario para los hombres (77% versus 23%).

Orientación Vocacional

La orientación vocacional constituye un instrumento que ayuda a identificar a qué se quiere dedicar una persona en su etapa profesional, o bien, cuáles son las profesiones afines a sus gustos e intereses. En la encuesta del COP UVM, 63% piensa que la orientación vocacional guía a cualquier persona a elegir un oficio o carrera, pero 34% considera que ayuda únicamente a aquellos que piensan ingresar a la educación superior. Sobre la claridad y acceso que tienen los estudiantes a esta herramienta, encontramos que 56% dijo que en su escuela contaba con clases, talleres o programas de orientación vocacional, 30% dice que su escuela no dispone de este tipo de asesorías y 14% no sabe si el plantel cuenta con este recurso.

Al indagar sobre los beneficios de la orientación vocacional, el COP UVM encontró que 94% de los estudiantes entrevistados consideran de mayor utilidad conocer las profesiones, oficios o carreras que requieren las empresas (60% muy útil, 34% útil), 94% conocer las distintas actividades en que se desempeña un profesionista (58% muy útil, 36% útil), 92% conocer el mercado laboral (57% muy útil, 35% útil). El acercamiento con distintos perfiles profesionales para conocer directamente su experiencia también resulta muy útil para 90% (50% muy útil, 40% útil).

78% de los encuestados realizó una prueba (test) de orientación vocacional y 54% ha tomado alguna clase, plática o taller de orientación vocacional. Efectuar una prueba o tomar alguna asesoría vocacional resulta determinante en el momento de tomar una decisión, encontramos que, a estudiantes que no tuvieron una experiencia como hacer un test, tomar una clase o taller vocacional, les resulta más fácil elegir profesión y, quien sí tuvo esa oportunidad, considera que ha tomado una decisión más informada, pero le resultó más difícil elegir. Podríamos decir que quienes estuvieron expuestos a alguna práctica de orientación vocacional tienen más elementos a considerar en este proceso y, por ende, su decisión resultaría más complicada en comparación con aquellos que desconocen o carecen de elementos que sustenten su elección.

Emociones durante el proceso 

Sin duda decidir qué harán en su vida, en términos profesionales, es un proceso que provoca dudas y emociones. Durante dicho proceso, 66% experimentó estrés, 45% se sintió inseguro y 26% deprimido. 59% piensa que tomar esta decisión fue un proceso difícil. Encontramos que existe una relación entre las emociones y la percepción de dificultad, donde a mayor estrés e inseguridad, tomar la decisión sobre destino profesional se percibe de mayor dificultad. Considerando el género, las mujeres experimentan con mayor frecuencia estrés e inseguridad que los hombres.

También encontramos que alumnos que tomaron una taller o clase de orientación vocacional consideran que tomaron una decisión más informada (90%) que aquellos que no contaron con esa oportunidad (80%).

 

Fuente: Agencias