Fidel Herrera, EL REGRESO

51
  • Lejos han quedado los momentos amargos que paso Fidel Herrera una vez que dejó de ser gobernador.

Lejos han quedado los momentos amargos que paso Fidel Herrera una vez que dejó de ser gobernador. Felipe Calderón le persiguió e hizo todo por descarrilar su administración sin éxito, reducción y retención de participaciones, incumplimiento con presupuestos asignados a obras, abandono en materia de seguridad y condicionamiento posterior entre otras muchas acciones perversas, sin embargo, a pesar de haber utilizado todo el peso del poder, el entonces Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, mordió el polvo junto con su candidato Yunes Linares en las elecciones de la sucesión en Veracruz, por lo que con el orgullo destrozado ambos continuaron con una estrategia inmisericorde de descalificación en contra del nativo de Nopaltepec, que no les rindió particularmente dividendos pero si lastimaron el futuro de los veracruzanos.


images (1)Lo que aconteció en la entidad jarocha fue decisivo para definir la presidencia, si Calderón hubiera logrado su objetivo el panismo permanecería en el poder, Fidel Herrera al lograr retener el gobierno para su partido coadyuvo en gran medida al regreso del PRI a los pinos, no fue poca cosa enfrentar al Presidente y salir airoso es de reconocer.

Al arribo a la Presidencia de Enrique Peña Nieto, el siguiente paso de sus detractores derrotados y humillados en la elección de 2010, dada su cercanía con el nuevo mandatario y su equipo, fue impedir su incorporación a la estructura de la naciente administración, manteniendo la guerra de lodo en su contra que implementaron en su contra. Algo que lograron parcialmente porque eso impidió que Fidel Herrera se integrara al cuerpo diplomático de México.

La experiencia y sabiduría adquirida en los menesteres de la política de Herrera Beltrán, le dio la paciencia suficiente para aguantar el temporal, que no fue una llovizna o simple aguacero, sino toda una tromba que se le vino encima, las malas notas y columnas críticas que hacían juego con la estrategia implementada en su contra le acompañaron por un largo periodo, entonces nadie, ningún colaborador de antaño, amigo o comunicador aliado del poderoso gobernador, salió al paso de las voces virulentas que como ex gobernador padeció.

Para el proceso electoral de 2015, su partido el PRI lo nombró delegado nacional en el estado de Oaxaca pero su encomienda como operador abarcaba Chiapas y por supuesto Veracruz, entidades donde los resultados le fueron favorables.

El talento del veracruzano quedo de manifiesto en la zona de Veracruz y Boca del Río, donde las encuestas marcaban una tendencia irreversible en favor del PAN, mediante una genialidad que solo se puede concebir en un artista electoral, Fidel envió a una de sus aliadas más leales a competir al distrito IV que abarca parte de Veracruz y Boca del Río, Carolina Gudiño Corro, eso basto para que el panismo y su archienemigo Miguel Ángel Yunes se desquiciaran, conocedores de la capacidad de Herrera Beltrán encendieron los focos de alerta y se concentraron en impedir les fuera arrebatado su bastión, en esa maniobra una vez más Fidel les ganó la partida, se atracaron con el señuelo enviado, el distrito XII y IV fueron para el PAN y la mayoría, 16 de 21 distritos fueron para su partido.

Definitivamente los vientos soplan a favor del nativo de Nopaltepec. El 4 de julio pasado el dirigente priista, Cesar Camacho Quiroz, hizo un reconocimiento público a Fidel Herrera Beltrán, donde le adjudica sendos adjetivos, con los que le reconoce su trayectoria al servicio del PRI y su desempeño como servidor público.

De esta forma se prepara el relevo de Cesar Camacho Quiroz de la dirigencia Nacional del PRI y también se prepara la incorporación de Fidel Herrera Beltrán a la vida pública en una posición de primer nivel, entonces volverán los buenos tiempos y regresaran los “amigos y aliados” que actuaron en la tempestad como avestruces.

Ficción: El director general del IMSS, José Antonio González Anaya es amigo del Presidente Peña Nieto y Carlos Salinas, pero además, de Fidel Herrera y es veracruzano, lo que sin proponérselo lo ubica en el escenario del 2016 en Veracruz.

JORGE MARIN BARRAGAN Orizaba, Ver. A 7 de julio de 2015.

Leave a Reply