Poza Rica, Ver.- De la misma forma en que sus antecesores Pablo Anaya y Sergio Quiroz, el presidente que prometía el cambio Francisco Javier Velazquez mantiene los mismos vicios, la corrupción, el descontrol y la administración ineficiente que han mantenido a la ciudad de Poza Rica en el subdesarrollo que muchos visitantes y oriundos que por algún motivo habían dejado de visitar esta ciudad al volver, ven un municipio sin el menor avance o desarrollo,  ven con tristeza que muchas ciudades de estados de la república mexicana han crecido y se han desarrollado menos esta ciudad petrolera con altos presupuestos federales.

Contrario a lo sugerido por el INAFED de 180 trabajadores eficientes de confianza en la administración, mantienen a mas de 300 puestos con altos salarios lo que hace que la mayoría del presupuesto se vaya en salarios de gente que hecho porras en sus campañas, inflar los precios de la obra publica de mala calidad para que los comités vecinales paguen casi el 100% del costo real de la obras, moches de entre el 10% y el 20% de parte de los constructores al presidente en efectivo, compras y adquisiciones a nuevos proveedores creados recientemente propiedad de amigos del alcalde y familiares, contratación de familiares del grupo de poder  que controla la administración. Así como Sergio Lorenzo Quiroz lo hacia con sus comisionados de PEMEX

Lastimosamente para muchos militantes de MORENA el Ing. Francisco Javier Velazquez parecía una persona honorable, pero poco a poco se ha ido desmoronando esa creencia, desde el primer día en que inicio sus convenios truculentos con el traidor del PRD  Leonardo Amador que sin tener ninguna fuerza política en la ciudad logro incrustar a mas de 100 amigos personales, relegando a los que lucharon para que este partido llegara al poder y demostrara que podía sacar a Poza Rica del atrazo en el que vive.

Lamentablemente la mayoría del dinero se gasta en nominas, en medios de comunicación que lo engrandecen y justifican y en moches para el, sus amigos y su familia, como sucede en cada administración municipal y esta no es la excepción.

Así pues, Francisco Javier Velázquez continúa la “tradición” de quienes ostentan el poder en nuestra ciudad, vicios, corruptelas, trato inadecuado al pueblo pero a la que principalmente le da seguimiento es a la de hincharse los bolsillos con dinero mal habido que debería beneficiar al pueblo.

Contenido Patrocinado