José Manuel Pozos Fiasco y su intento golpista fallido

  • Exige dirigir recursos a la Fundación Patito de su hijo.
  • Sin honor, sin palabra y sin valor, así es el Diputado Presidente de la Legislatura del Estado

Redacción Reporte 24 Veracruz

En días pasados se dio a conocer la difícil situación que vivía el municipio de Tancoco, la disputa por exprimir al erario de manera ilegal por parte de un edil lo llevaron a pactar con el presidente de la mesa directiva del congreso de Veracruz.

Trataron por todos los medios posibles de desestabilizar al municipio, a grado tal de atentar contra la integridad física y moral de su Alcaldesa. Desde el corazón del congreso levantó el teléfono y lo colocó en su hombro con la boca chueca -como es su gesto- para girar una instrucción a los legisladores con la mentira de que era una orden del Gober “darle fuego” a Tancoco. Su nivel de ilegalidad y abuso de poder fue tal, que trató de incrustar ilícitamente en los puntos de acuerdo del día la intervención de la contraloría y la tesorería, para de este modo ser él quien hiciera llegar a uno de sus cómplices a saquear las arcas municipales de Tancoco.

Fiel a las leyes y los principios básicos del Federalismo, la Alcaldesa buscó cobijo en la máxima tribuna del Estado para frenar todas las canalladas de las cuales estaba siendo víctima, cosa que no es nueva para Pozos Castro, quien es conocido por coaccionar a las mujeres al punto de llegar a amedrentarlas para obtener su sumisión.

Todo iba saliendo a pedir de boca, parecía ser que dicha cavidad hedionda, de dientes chuecos y amarillos lograría comerse el pastel sin invitar siquiera merengue a nadie más, Pozos Castro estaba una vez más perfilándose para abusar del pinche poder con total impunidad.

Afortunadamente, la alcaldesa Guillermina Cruz Carballo resistió el embate sádico de José Manuel Pozos Castro y sus huestes de corrupción, a través del apoyo político y moral del grupo de alcaldesas que le acompañaron en todo momento desde un principio hasta en los momentos en que su salud se deterioró y tuvo que ser internada para recibir atención médica, se fajó las enaguas como Adelita y buscó a quien debía de buscar y a través de la operación de la oficina de Política Regional y las acciones mediadoras del Secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, logró establecer un diálogo con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, mismo que instruyó echar abajo todo lo planeado por José Manuel “El Bembas” Pozos, que dicho sea de paso jamás hizo del conocimiento del gobernador y, por ende, jamás tuvo su aprobación.

Los diálogos entre personas entendidas con una misma visión, en busca de un mismo fin, dieron como resultado la liberación del Palacio Municipal de Tancoco, Veracruz. Ambas partes cedieron, ambas partes respetaron, por lo tanto, ambas partes mediaron. Un éxito para la fraternidad que se traduce en un rotundo fracaso para el traidor Diputado Pozos, mismo que diariamente, aunque el Gobernador se encuentre de gira, presume de estar con él al interior de su oficina.

Las exigencias de Pozos Castro para el desvío de recursos a las arcas de “Juntos Más Poder” cada vez tiene menor éxito, pues la gente ya se dio cuenta de los excesos y excentricidades de quien hace poco menos de un año vivía endeudado, besando con su inmunda boca las máquinas del casino para que le dieran el premio acumulado.

No Pozos, esta vez no pudiste, no lo vuelvas a intentar porque al igual que en tu historia de fracasos, te la vas a volver a pelar.