Le niegan el acceso a su graduación a niño Indígena de 5 años en Zongolica

fue discriminado por la directora de su colegio, no lo dejó entrar a su graduación por olvidar sus boletos de acceso

Xalapa, Ver.- Juanito es un menor indígena de 5 años de Zongolica que la semana pasada se vistió con la ropa que le confeccionó una señora que «cose ajeno» en su pueblo, para el bailable de graduación de su kínder; iba muy feliz porque se sabía bien los pasos del baile.

Durante el trayecto del camino de su casa a su escuela no dejaba de sonreír y decir a sus vecinos que ese día se graduaría. Pero la alegría se tornó llanto de él y su madre, cuando al llegar por no traer los pases, mismos que su mamá pagó, pero que extravió por estar apurada vistiendo a a Juanito, no la dejaron pasar. Ni petición de otros padres valió para que dejaran entrar a su propia graduación al menor.

Ya presentaron sus padres queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) asesorados por otras personas, pues consideran que como Juanito es un niño indígena humilde, morenito, no fue tratado como otros niños y otras mamás que en otras ocasiones han extraviado sus pases y sí les dejan pasar.

Padres de familia del jardín de niños Leona Vicario del municipio de Zongolica, presentaron una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), contra de la directora María Eugenia Barradas por discriminación y humillación a un menor, al que no le permitieron asistir a su fiesta de graduación.

Los hechos ocurrieron el pasado 20 de junio cuando se realizaba el Festival de Fin de cursos, donde el acceso fue a través de pases previamente otorgados.

Sin embargo, los padres de un menor se le olvidaron sus accesos “situación que no fue perdonada por la directora ni por los demás maestros que no permitieron la entrada de esa familia”, explica una de las testigos, Monserrat Muñoz.

No es la primera vez que la directora del Jardín de Niños “se comporta de manera prepotente presumiendo amistad y cercanía con autoridades educativas de la capital del Estado”.

Ante esta situación “se tomó la decisión de presentar la denuncia en la delegación de la SEV y también ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, porque el menor no asistió a su graduación por culpa de los maestros”, declaró Monserrat Muñoz.