LOS JÓVENES Y 50 MILLONES DE POBRES

PÉNDULO POLÍTICO 24- 2019
DR. EN DERECHO EMILIANO MATEO CARRILLO CARRASCO

Cuando los adolescentes reciben el apoyo y el aliento de los adultos, se desarrollan de formas inimaginables, convirtiéndose en miembros plenos de sus familias y comunidades y dispuestos a contribuir. La fuerza de su capital humano, su energía, curiosidad y de un espíritu que no se extingue fácilmente, los jóvenes tienen en sus manos la capacidad de cambiar los modelos de conducta sociales negativos y romper con el ciclo de la violencia y la discriminación que se transmite de generación en generación. Con su creatividad, energía y entusiasmo, los jóvenes pueden cambiar el mundo de forma impresionante, logrando que sea un lugar mejor, no sólo para ellos mismos sino también para todos. Durante la adolescencia, los jóvenes establecen su independencia emocional y psicológica, aprenden a entender y vivir su sexualidad y a considerar su papel en la sociedad del futuro. El proceso es gradual, emocional y, a veces, perturbador. Un joven puede sentirse desilusionado, decepcionado y herido en un determinado momento y, poco después, eufórico, optimista y enamorado.

 

Si difícil panorama económico, laboral y social, también batallan con el tema educativo, pues la forma de vida que llevan, demanda que aprendan de una manera distinta, bajo dinámicas creativas y en donde puedan estar todo el tiempo conectados y abiertos a percibir nuevas experiencias. Las plataformas digitales se han convertido en una de las herramientas más IMPORTANTE, pues no sólo son un estilo de vida, también los ayudan a informarse, interactuar y conocer a nuevas personas.

La crisis de inseguridad pública de cualquier Estado, se refleja en todo tiempo, en el último y más débil eslabón del quehacer gubernamental en la lucha y combate contra la delincuencia (sistema penitenciario), si es eficaz, de readaptación, distorsiona al delincuente, si realmente se reintegra a la sociedad, etc. Y a la vulnerabilidad de estratos sociales ante la ilicitud, por situaciones educativos, sociales, laborales, de integración por situaciones de pobreza, marginación y de desigualdad.

La democracia es esencial que los ciudadanos tengan acceso a una información veraz, diversa y suficiente que les permita participar en el proceso de deliberación que acontece en el espacio público; más aún en los momentos de decisión entre distintas alternativas y propuestas “ los jóvenes del siglo XXI, una juventud sin esperanza y apatía a su entorno ,por causa exógenas y endógenas de una sociedad apática , donde esa energía está estancada por estas causas de motivación y esperanza, la juventud se descubre cuando empieza de dejar de ser joven , tal vez ha perdido, la conciencia expresa de su pertenencia de juventud, su realidad de su status quo, la condición que se tiene , la conciencia de clase, algo análogo ,de las épocas del curioso fenómeno de nuestra juventud, su accionar en la sociedad establecerá su historia.” “Una sociedad que se aísla de sus jóvenes, corta sus amarras: está condenada a desangrarse”, Kofi Annan.

La democracia es esencial que los ciudadanos tengan acceso a una información veraz, diversa y suficiente que les permita participar en el proceso de deliberación que acontece en el espacio público; más aún en los momentos de decisión entre distintas alternativas y propuestas políticas. No se trata, evidentemente, de que los públicos cuenten con toda la información sobre cada detalle de los candidatos, de los programas electorales, etcétera, pero sí con la suficiente información respecto a la actuación del gobierno en los temas más relevantes, o sobre las principales propuestas de los partidos, o sobre la actuación de sus líderes y candidatos.

Las condiciones objetivas están dadas en el Estado de México para un triunfo de una oposición unida en la elección de gobernador de junio de 2017: Hay deseo ciudadano de una alternancia de partido y los resultados de la gestión del gobernador Eruviel Ávila Villegas han sido lisonjeros. Para convencerse de ello basta con recordar los tres ejes fundamentales dados a conocer como programa y oferta de gobierno durante su campaña electoral: una sociedad protegida, un Estado progresista y un gobierno solidario. Es difícil medir esto último, porque ni siquiera hay claridad en su significado, pero resulta muy sencillo examinar las otras dos promesas.

La entidad estatal es rehén del miedo por los altos niveles de inseguridad pública, alta incidencia delictiva, acciones criminales e impunidad de los delincuentes.La sociedad está más desprotegida ahora. De acuerdo con información oficial, casi todos los indicadores de las actividades delictivas son superiores en suelo mexiquense al promedio nacional. La promesa de una sociedad protegida no se cumplió, como lo revelan las estadísticas y lo padece población. Y los actos de corrupción cometidos en la entidad mexiquense rebasan en más de ciento por ciento el promedio nacional, según la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP). Más negativa es la situación de la economía estatal, caracterizada por una baja tasa de inversión privada, poca generación de empleos, alto desempleo en términos absolutos y porcentuales, además de la baja productividad por persona, salarios inferiores a la media nacional, tasa de protegidos por el sistema de seguridad social menor al promedio del país y alto empleo en la informalidad.

De aumento de la pobreza, mejor ni hablar. En estas circunstancias, no sorprende el deseo de alternancia partidista en la gubernatura. La función pública es más notoria la honestidad o deshonestidad, la integridad enaltece a la comunidad.No se trata, evidentemente, de que los públicos cuenten con toda la información sobre sus servidores públicos, pero sí con la suficiente información respecto a la actuación del gobierno en los temas más relevantes.

La gestión pública y privada busca la eficacia y la eficiencia: castigar los costos, lograr más con menos, calidad total, etc. (ante las creaciones de la nueva ley de asociaciones públicas y privadas que establece esta dualidad de obra pública, el problema de transparencia y rendición de cuentas ante un instrumento privado, no es aplicable, solo a lo público)

Una de las inacciones del partido en el gobierno, a la problemática del cumplimiento de su obligación de hacer efectivo el derecho constitucional de los mexiquenses a estar bien informados de la baja productividad estatal, medida por habitante y por su aportación al producto interno bruto (PIB) nacional.Es un aspecto fundamental para la vida de la comunidad del estado de México, y determinante para el ingreso y las condiciones de vida de más de 17 millones de personas.

La situación de la productividad estatal y per cápita, y ha evidenciado el inconveniente desconocimiento del gobierno estatal, incluyendo al propio ex gobernador Eruviel Ávila Villegas, sobre este descomunal problema, que explica la caída de los niveles de bienestar de los mexiquenses y el crecimiento de la pobreza. El 18.5 % de la fuerza laboral no cuenta con el ingreso suficiente para cubrir sus necesidades básicas. México es entre los miembros de esta institución el que tiene el porcentaje más alto para incidencia de pobreza en empleo. Y con todo, los mexicanos viven en una angelical felicidad sin mucho en la panza, un tamal, un pan y un atolito de maíz, o un café.