Maestros y empleados de la Federal 2 de Papantla, no desistirán hasta que cambien a la directora

81

PAPANTLA VER.- En el tercer día de lo que denominan “movimiento pacífico”, un total de 35 maestros y personal administrativo de la escuela secundaria “Justo Sierra Méndez”, mejor conocida como “Federal 2”, aseguraron que no permitirán que se sigan cometiendo abusos en su contra, por lo que mantienen su postura de no liberar las instalaciones de la escuela, hasta que la directora de ese plantel educativo sea removida.

Elizabeth Villalobos Sánchez, docente de dicha institución, señaló que se trata de un problema de carácter laboral. “Es una situación que se genera entre personal administrativo, de apoyo y docentes, debido a que la directora de la escuela, Leticia Guzmán Hernández, tiene muy mala relación con toda la plantilla de personas que aquí laboran”, señaló.

“No estamos involucrando a los padres y alumnos, de modo que no hay afectación a la educación de los jóvenes, ya que se está trabajando de forma normal, sí hay clases, y contrario a lo que se rumora, no habrá problemas con la documentación para los alumnos que egresan, por lo que pedimos a los padres que envíen a sus hijos a clases, ya que simplemente se está realizando una manifestación para exigir la destitución de la directora, pero no estamos en paro laboral”, detalló la entrevistada.

Por su parte el maestro Joel Arturo Pérez Pérez, explicó a Noticias Papantla que su movimiento es pacífico, donde la única inconformidad es la conducta de la directora, ya que ha cometido constantes abusos o violaciones a los derechos laborales, e incluso ha habido agresiones verbales, abuso de poder y acoso laboral, por lo que ya no soportan la manera en la que son tratados, dijo.

“Nos inquieta el actuar de la maestra, por eso estamos en la postura de que la directora sea removida; exigimos a la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) tome cartas en el asunto, porque ya hubo amenazas, estamos hartos, cansados de su proceder, ella no nos respeta, lleva aproximadamente un año y medio aquí cometiendo constantes abusos”, señaló el docente.
Pérez Pérez dijo tener conocimiento de que en una escuela de la comunidad Troncones, perteneciente al municipio de Coatzintla, un grupo de docentes se unieron para impedir que Leticia Guzmán Hernández, fuera designada como directora, ya que conocían del “poco tacto” con el que ella se maneja, ya que siempre presume ser influyente y muy cercana al líder magisterial de la sección 32 del SNTE, así como al titular de la SEV.
No los atienden
Los maestros inconformes, lamentaron que ayer martes, Eliuth Leyva Deyta, Jefe de Sector, acudió a la escuela y pese a que los docentes pidieron entrevistarse con él en la sala audiovisual de la institución, éste no se presentó, aún cuando lo esperaron por más de dos horas.
“La institución educativa alberga una matrícula de 620 alumnos, los cuales están siendo atendidos de manera normal, se les están aplicando los exámenes del quinto bimestre, quisimos ser respetuosos en ese sentido, para que la SEV nos trate con el mismo respeto, pero pareciera que ellos dan prioridad a quienes de manera irresponsable dejan sin clases a sus alumnos y se apoderan del plantel”, señaló el maestro, visiblemente molesto.
Por su parte Marisa Xochihua Olarte, quien se desempeña como intendente, explicó que lleva 18 años de servicio en la escuela pese a ser diabética, sin embargo con mucho coraje recuerda que en una ocasión le pidió permiso a la directora para ausentarse de la escuela por al menos 20 minutos debido a que requería una inyección de insulina, permiso que le fue concedido, sin imaginarse que le sería ordenado un descuento.
“En otras ocasiones no me hizo válidos mis días económicos a los que tengo derecho y nuevamente me ordenó un descuento, lo cual me afecta, ya que gasto mucho por mi enfermedad; la directora es una mala persona, no tiene calidad humana, es directora, pero no tiene el liderazgo que se requiere”, afirmó la entrevistada.
Hasta este miércoles, el problema no había sido solucionado y los docentes afirmaron que no habrán de rendirse hasta que se ordene el cambio de la directora. “No somos minoría, ni somos diez maestros como dice la directora, somos 35 empleados, entre maestros y trabajadores los que ya no soportamos el maltrato”, finalizó Xochihua Olarte.

 

Leave a Reply