Pese a CNTE, habrá reforma; pueden seguir manifestándose: Muñoz Ledo

CIUDAD DE MÉXICO. – Los presidentes del Senado, Martí Batres, y de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, acordaron adelantar la sesión de la Comisión Permanente para el próximo lunes, a fin de definir el 8 de mayo para el extraordinario de la reforma educativa, la cual se aprobará a pesar de las presiones de la CNTE, adelantó Muñoz Ledo.

Ten la seguridad de que habrá reforma educativa. Ésa es una decisión de Estado; por Estado entiendo tres Poderes de la Unión y dos órdenes de gobierno”, respondió Muñoz Ledo a la pregunta de si será posible concretar la reforma, luego del anuncio de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de que se movilizarán para impedir su avance.

Pueden seguirse manifestando. La protesta es un derecho consagrado en esta ciudad. Protesta ordenada, dice la Constitución de la Ciudad de México, que no afecte derechos de terceros, así están las leyes”, recordó.

Muñoz Ledo y Martí Batres se reunieron en el Senado, que es la sede de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, para asumir el acuerdo de adelantar la convocatoria a la primera sesión de trabajo del pleno para el lunes 6 de mayo, dado que estaba prevista para el miércoles 8, ya que tienen la intención de que el periodo extraordinario de ambas cámaras se abra ese miércoles.

Puede ser que el 8 de mayo se dé un extraordinario para abordar la reforma educativa, pero esto es posibilidad hasta este momento, porque el acuerdo definitivo sólo lo puede tomar la Comisión Permanente a través de un acercamiento entre los diversos grupos parlamentarios, que permita una mayoría calificada en la Permanente”, explicó Martí Batres.

Una vez que el Senado rechazó la mayor parte de la reforma y regresó el tema a los diputados, la madrugada del miércoles, el pleno de la Cámara alta aprobó el compromiso político asumido por todos los grupos parlamentarios para que el periodo extraordinario se abriera a partir del 14 de mayo, a fin de avalar la reforma educativa, como informó Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado; de esta forma, el Senado da tiempo a los diputados para analizarla y definir su posición, si acepta o no lo que hizo el Senado.

También el presidente de la Jucopo de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, anunció que en San Lázaro se planea el periodo extra para la siguiente semana.

Ayer, Martí Batres, en su calidad de presidente de la Permanente, y Muñoz Ledo, vicepresidente, decidieron que es posible adelantar los tiempos, dado que es la Comisión la única que puede acordar un extraordinario.

REVISIÓN ESTÁ EN MANOS DE MOVIMIENTO CIUDADANO
Con sólo dos legisladores, Movimiento Ciudadano se convierte en el fiel de la balanza para la reforma educativa, pues de él dependerá que el miércoles se abra o no un periodo extraordinario en el Congreso de la Unión, toda vez que el bloque formado por Morena y sus aliados políticos en la Comisión Permanente tienen 23 de los 25 votos que necesitan para aprobar el extraordinario.

Si Movimiento Ciudadano mantiene su alianza parlamentaria con el PAN, PRI y PRD, grupos que promueven cambios a la reforma educativa, Morena no logrará abrir el periodo extraordinario.

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión está integrada por 37 legisladores federales, de los cuales 18 son senadores y 19 diputados federales.

Morena tiene un total de 17 integrantes, más seis de sus aliados políticos, dos por cada uno de ellos; es decir, dos del Partido del Trabajo, dos de Encuentro Social y dos del Partido Verde, lo que hace un total de 23 integrantes de los grupos parlamentarios que representan los intereses legislativos del gobierno federal.

La oposición, en tanto, tiene 14 integrantes, de ellos, seis son del PAN, cuatro son del PRI, dos son del Movimiento Ciudadano y dos más son del PRD. Estos grupos parlamentarios han trabajado en bloque en diferentes ocasiones.

De esos cuatro partidos políticos, sólo el PAN votó en contra de la reforma educativa tanto en lo general como en lo particular. En cambio, Movimiento Ciudadano votó en favor tanto en lo general como en lo particular, mientras que el PRI y el PRD votaron en favor en lo general y en contra en lo particular.

Además, senadores del PAN, PRI y PRD anunciaron la intención de pedir a sus compañeros diputados federales que puedan hacer ajustes a la reforma, a fin de salvar algunos problemas que tiene.

La convocatoria al extraordinario tiene que ser resuelta por dos terceras partes de los votos en la Comisión Permanente. Por lo tanto, esto amerita acuerdos y acercamientos entre los grupos parlamentarios, que se están dando en estos momentos, a fin de lograr el primer extraordinario”, explicó ayer Martí Batres.

De acuerdo con información obtenida por Excélsior, el bloque que forma Morena y sus aliados tiene confianza en que Movimiento Ciudadano vote con ellos el extraordinario, con lo cual ya tendrán los 25 votos que se requieren; sin embargo, también el PAN está en la construcción del bloque opositor para que junto con MC, PRI y PRD presionen para que en San Lázaro se hagan los cambios que se requieren.

Así, Movimiento Ciudadano tiene en sus manos la decisión de ir o no por un extraordinario el próximo miércoles.

LA OPOSICIÓN QUIERE HACER PRECISIONES
La oposición impulsa desde el Senado que la Cámara de Diputados le hagan ajustes a la reforma educativa para quitar imprecisiones, como la forma en que se decidirán las plazas magisteriales; corregir omisiones, como no incluir las matemáticas, el español y la lectura en los contenidos educativos, y reforzar la autonomía de las universidades públicas, así como la gradualidad de la gratuidad a la que estarán obligadas.

De acuerdo con la revisión realizada por Excélsior, el Senado de la República aprobó sólo 46.2% de la reforma educativa que le mandó la Cámara de Diputados, al avalar únicamente 25 de los 54 de los párrafos, numerales, incisos y artículos transitorios que integran su cuerpo original, dado que el resto fue reservado por los senadores del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano.

La reforma toca tres artículos constitucionales, el 3, 31 y 73; todos ellos fueron modificados en 12 párrafos, de los cuales nueve fueron reservados, por lo cual sólo tres tienen el aval de las dos Cámaras.

También contiene nueve numerales, de los cuales cinco fueron reservados y desechados por el Senado, lo cual implica que sólo están vivos cuatro de ellos.

Tiene además 15 incisos, de los cuales siete fueron rechazados, por lo que quedaron ocho en firme.

Y su régimen transitorio está integrado por 18 artículos, de los cuales fueron reservados ocho, es decir, únicamente 10 tienen el aval tanto del Senado como de la Cámara de Diputados.

Así, del total del cuerpo de la reforma, quedó aprobado por las dos Cámaras 46.2%.

Las 29 partes reservadas por el Senado se refieren a la necesidad de definir mejor qué se debe entender por “procesos de selección”, que sustituirán a las actuales evaluaciones; eliminar el décimo transitorio para retirar la confusión que genera su redacción, al establecer que las relaciones laborales se regirán por el Apartado B del artículo 123 constitucional y, al mismo tiempo, precisar que el ingreso, permanencia y promoción laboral se hará con base en una Ley Reglamentaria del Sistema para la carrera de las Maestras y los Maestros.

Las reservas que generaron el rechazo de la mayoría de la reforma también se refieren a la necesidad de introducir en el texto, de manera explícita, que se debe enseñar español, matemáticas y lectura, porque el párrafo 11 sólo mencionaba a “la historia, la geografía, el civismo, la filosofía, la tecnología, la innovación, las lenguas indígenas de nuestro país, las lenguas extranjeras, la educación física y sexual, el deporte, las artes, en especial la música, la promoción de estilos de vida saludables, la literacidad y el cuidado al medio ambiente, entre otras”.

Fuente: excelsior.com.mx

Fuente: Agencias