Por celos convicto dentro de la cárcel le pega ladrillazo a su hija de 2 años

Tabasco.- ​Freddy Mena purga una condena por el delito de homicidio, los largos años en aislamiento y sus enfermizos celos hacia su mujer lo llevaron a delirar sobre la paternidad de su propia hija; el pasado jueves la visita en el Centro de Reinserción Social (CRESET) concluyó con una intensa movilización dentro del penal, cuando una niña de apenas dos años fue atacada con un ladrillo en el rostro.

La agresión fue cometida por Freddy, quien cuenta con antecedentes de violencia dentro del reclusorio, el pasado 25 de julio el interno, quien purga una condena, atacó con un block a su pequeña de 2 años, en la visita familiar.

Serían las nueve de la mañana cuando la mujer del convicto arribó al Creset para visitarlo, en sus brazos llevaba a la pequeña, enfilándose a la celda número 2 de la sección uno, módulo 2 de sentenciado, donde ya la esperaba Freddy Mena, que caminaba de lado a lado dentro de su propia celda.

Cerca de las once de la mañana el módulo dos se había alterado, rápidamente celadores corrían en medio del patio general en dirección al edificio donde los gritos cada vez se hacían más intenso, Freddy era sometido por sus compañeros, mientras que la pequeña era sacada en brazos con el rostro ensangrentado.

“La golpeó con un ladrillo en el rostro, estaba discutiendo con la mujer”, era parte de los informes que se entregaron a las autoridades penitenciaras, y las versiones que fueron levantadas entre los mismos reos: Freddy había enloquecido, atacó a su pequeña ocasionándole lesiones en nariz y boca, por lo que fue llevada a un nosocomio de la ciudad.

Escoltado por tres guardias, el convicto fue aislado del resto de la población y enviado al área de locutorios, el temor de las autoridades era evidente, trataban de evitar acciones por parte del resto de la población en contra del energúmeno sujeto.