Profesor de Orizaba fue violado y torturado por elementos de la SSP

Orizaba, Ver.- Tras haber sido víctima de tortura y violación por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado, un joven catedrático de la ciudad de Orizaba, exigió a la Fiscalía General del Estado y al Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, se investigué a quienes incurrieron en actos de abuso de autoridad y violación.

De acuerdo con el profesionista de 26 años, a través de la carpeta de investigación; UIPJ/DXV-1/540/2019/ESP1, asentada en la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Familia, Mujeres, Niñas y Niños y Trata de Personas de la Unidad de Procuración de Justicia con sede en Córdoba se denunciaron estos hechos en contra de cuatro presuntos oficiales adscritos a la Delegación del Mando Único.

La víctima, quien pidió omitir su nombre, explicó que el viernes 12 de julio se encontraba en las inmediaciones del Fraccionamiento Villa Verde de la ciudad de Córdoba, en compañía de su pareja sentimental, con quien protagonizó una discusión por que de manera inmediata vecinos solicitaron la presencia de los oficiales de la Policía Estatal.

Agregó que su pareja, abordó una motocicleta tipo cuatrimoto, tripulada por un sujeto desconocido con casco, para dejarlo ahí abandonado por lo que las dos de las tres patrullas oficiales de la Policía Estatal que acudieron al lugar, lo dejaron irse, luego de que se identificara; sin embargo una más con cuatro elementos a bordo, metros adelante lo subieron a la batea asegurando que sus características físicas eran similares a las de un presunto delincuente.

Una vez arriba de la unidad, recibió golpes con las armas largas en la cabeza y cara, además de patearlo e introducirle un palo de escoba por el recto mientras que otro oficial se masturbaba en su cara, por lo que luego de más aproximadamente 40 minutos de tortura fue liberado sobre una calle de terracería posterior a Plaza Cristal.

Señaló que una vez liberado, camino sobre el boulevard Tratados de Córdoba hasta llegar a la Subestación de la CFE en donde tomó un autobús hacia la ciudad de Orizaba en donde sus padres ya lo buscaban en la Delegación del Mando Único de Córdoba y en el Penal de Amatlán, debido a que estaban enterados de que había sido detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado destacamentados en Córdoba.