Que pasa entre Ophelia Pastrana y Starbucks?

A través de su cuenta de Twitter, la física, economista e influencer, Ophelia Pastrana, relató haber sufrido un acto de discriminación en una cafetería por ser una mujer transgénero.

Pastrana contó el pasado lunes a través de la red social que acudió al una cafetería que se ubica en el World Trade Center, en CDMX, y al ordenar su café el barista le preguntó su nombre, a lo que ella respondió: Ophelia.

View this post on Instagram

🦆 … es todo

A post shared by Ophelia Pastrana (@ophcourse) on

Tras la respuesta, el empleado le dijo, “Gracias, señor” y a lo que la youtuber aclaró, “Señora”, no obstante, se le reiteró, “Sí, señor”.

Ante el hecho, La Explicatriz le dijo: “Señora, soy mujer trans. Usa pronombres femeninos conmigo por favor”, obteniendo de nuevo un “Sí, señor” como respuesta.

A su vez, mostró una fotografía de su vaso de café, en el cual se escribió su nombre de forma errónea, pues apunta “Ofelio”.

La activista y conferencista trans, Ophelia Pastrana, también destacó la cobertura mediática que tuvo el incidente que vivió con un barista de Starbucks y dijo que, si bien es positivo que se ponga el tema de la discriminación y la tolerancia en el centro del debate, se sintió un tanto molesta debido a que existen otros casos de discriminación que no son denunciados.

Luego de que se diera a conocer que Starbucks despidió al barista que supuestamente no respetó la identidad de género de la conferencista Ophelia Pastrana, la también comediante expresó su rechazo a esta medida e hizo un llamado a la cadena de cafeterías a educar a su personal en la atención a gente de la comunidad LGBT+ en lugar de tomas acciones punitivas en su contra.

En un video difundido en sus redes sociales, la youtuber dio a conocer que luego del incidente, personal de la empresa se puso en contacto con ella e incluso se comprometieron a no tomar acciones contra el empleado, sin embargo, esto no sucedió e incluso fue despedido sin liquidación.

Ante esta situación, Pastrana aseveró que la solución al problema de la discriminación no está en correr a los empleados, sino en educarlos mediante capacitación para tratar y relacionarse con personas de la comunidad LGBT+.

“Digamos que este barista si me quizo chingar. La solución querida gente de Starbucks no es despedirlo, porque la solución de todo esto no me deja la paz de que igual no me vuelve a pasar en otra sucursal, y no sólo a mi”, dijo.