SOLAPA ALCALDE EL JUGOSO NEGOCIO DE PARQUÍMETROS EN POZA RICA

Javier Velázquez, la Síndico y 6 Regidores que son mayoría no han detenido las arbitrariedades que hacen SM Vial a los ciudadanos amparados en la concesión, ahora los vetustos aparatos están desconfigurados y permite nuevos abusos.
Golfo Noticias

Poza Rica, Ver.- Nadie ha frenado las abusos que la empresa Sistema de Monitoreo Vial S.A. de C.V. (SM VIAL) ha cometido en perjuicio de la ciudadanía y el actual Gobierno Municipal que preside Francisco Javier Velázquez Vallejo, junto con la Síndica María del Carmen Carballo Vicencio y 6 regidores de MORENA, entre ellos Eloy Núñez León, Comisionado en Tránsito y Vialidad, son cómplices o partícipes de los atropellos que se hacen a los ciudadanos.

Desde la firma del convenio de concesión en septiembre del 2008, bajo la administración de Pablo Anaya Rivera, se privilegió a la empresa con el 68% de ganancia en tarifas y multas, restándole solo el 32% de ingresos para el municipio, el cual debería ser invertido en el primer cuadro de la ciudad.

En el 2017 una propuesta de campaña de los que hoy gobiernan fue la de eliminar los parquímetros o en su caso eliminar las arbitrariedades como la cacería de los “candaderos” que antes que se venciera el tiempo te colocaban la “araña”.

Sin embargo, tras casi media periodo los abusos en los parquímetros van de mal en peor, pues la colocación indebida de la “araña” violando derechos humanos continúa a la orden del día solo que cada vez menos ciudadanos alzar la voz, agobiados por la impotencia y la complicidad de las autoridades municipales.

Actualmente existe otro problema: los aparatos para medir el tiempo de estacionamientos están desconfigurados. Y de acuerdo con la población que ha sido víctimas de atropellos por SM VIAL, “aunque le pongas dos horas te puede marcar hora y media o hasta menos”.

Recientemente, Víctor M. R. H. pagó el desperfecto de los apartados que tras 11 años de concesión están obsoletos. El ciudadano argumenta que a las 10 am del día de 2 de agosto uso un parquímetro del lado del paseo de la burrita depositándole 14 pesos para un tiempo de 2 horas.

Víctor asegura que no se tardó ni una hora en sus actividades y cuando regresó al lugar donde está su automóvil ya tenía la araña colocada con una multa en el parabrisas por “tiempo expirado”.

De acuerdo con el quejo acudió a la oficina ubicada a un costado del Parque Juárez y tras quejarse verbalmente lo vincularon con un “supervisor”, el cual dice tardó como 1 hora y 20 minutos en compañía de la Policía Municipal y le ofreció una prueba donde tenía que depositarle de su bolsa 7 pesos más y esperar una hora, si fallaba no pagaba.

No obstante el ciudadano argumentó que por falta de tiempo no pudo quedarse a realizar la prueba puesto que ya llevaba casi 2 horas perdidas y una hora más invertida era tener afectaciones laborales, por lo que con impotencia se doble a pagar la multa.

Este parece ser el nuevo modus operandi, el cual las autoridades municipales parece no importarle y le siguen tolerando a los parquímetros de todo en su jugoso negocio de lucrar con los bienes del dominio públicos que son para todos.