Veracruz suma en 4 años 50 casos de abuso y desaparición forzada; no hay avances

62

Por Ignacio Carvajal, especial para SinEmbargo

Ciudad de México, 20 de junio (SinEmbargo/BlogExpediente).– El caso del cantante Gibrán Martiz puso en relieve que en Veracruz, desde que el 3 de julio de 2011 Arturo Bermúdez Zurita arribó a la Secretaría de Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSP), se aplica la desaparición forzada como política de seguridad. Sumado al del cantante de la Voz México, son al menos 50 casos de desaparición forzada y graves violaciones a los derechos humanos, que han sido documentados por la prensa local y nacional, y que han terminado incluso en el homicidio de detenidos.

Foto: CuartoscuroLa mayor parte de los casos fueron debidamente denunciados ante el Ministerio Público, otros han sido atraídos por la Procuraduría General de la República (PGR), pero en ninguno hay avance.

En la recomendación 14/2015, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) le señala a Veracruz, entre otras cosas, el comportamiento delicuencial de sus oficiales al momento de detener personas.

Un ejemplo reciente es el de Gibrán Martiz, pues en su momento los oficiales fueron interrogados por el Ministerio Público sobre el paradero del joven cantante de 22 años y lo negaron. Pero al paso de un año, la verdad salió a la luz y se supo que actuaron con toda la intención de que su familia no lo encontrara, luego de que reportara su secuestro por un grupo armado el 7 de enero de 2014 en Xalapa, capital de Veracruz.

Once días después, el cuerpo de Gibrán fue encontrado, junto con el de un menor de edad, en un tramo de la carretera Huatusco-Conejos.

En ese expediente también se destaca cómo la Fiscalía lejos de armar un caso sólido contra los oficiales de la SSP, lanzó acusaciones tenues, flojas, que terminaron por darle libertad a los policías, que ahora deben ser encarcelados de nuevo.

Y aunque fue un caso manejado por el anterior Procurador Amadeo Flores Espinosa, el actual, Luis Ángel Bravo Contreras, fue sorprendido por la recomendación, también evidenciado de que no había hecho nada para enderezar el expediente y castigar a su personal, que actuó con omisiones al levantar e integrar las evidencias.

Tampoco, por ejemplo, las autoridades han actuado con rapidez para encontrar a los desaparecidos cuando se pone denuncia de por medio. La CNDH detalla que en Veracruz no hay tecnología para las búsquedas inmediatas usando herramientas básicas como el Google o, por lo menos, no se ponen en marcha de manera inmediata cuando los minutos son vitales para salvar una vida.

Todos estos factores, y otros peores, se encuentran presentes en cada uno de los 50 casos que a continuación se mencionan.

–Moisés Sánchez Cerezo se convirtió en el periodista número 11 asesinado en el duartismo. Fue sustraído de su casa el 2 de enero de 2015 por sujetos armados y presuntamente con el apoyo de elementos de la municipal acreditable [es decir, pasaron por la academia de Lencero].

–En Tamiahua, el joven Jalib García Vidal fue detenido por la policía el 8 de junio, después de una golpiza, es llevado al hospital, donde perdió la vida. El comandante de la policía acreditable está en la cárcel.

–Juan Enrique Mendoza Perdomo fue sacado de su domicilio por supuestos policías el 30 de diciembre de 2013 en Poza Rica. Después de varios días de protestas contra el Mando Único, su cadáver aparece amarrado de pies y manos en un río.

–El expediente 23/2013 documenta el asesinato de una persona en Tlacolulan a manos de policías de la SSP; sólo lo iban a detener por violencia intrafamiliar.

–El expediente 45/2013 dice que en Banderilla, ese año, la policía golpeó salvajemente a un detenido hasta que “días después falleció, supuestamente propiciado por los malos tratos y golpes”.

–Nathanael Fernández Alcántara, José Armando Jiménez de la Cruz, Eric Leobardo Solís López, Miguel Ángel Ángeles Manzano y Heber Arturo Castillo, detenidos el 2 de septiembre en un retén entre Cosoleacaque y Minatitlán. Sólo tres han aparecido, sin vida.

–El 10 de enero, en Medellín, en medio de un operativo de la SSP, desaparece Ángel Ulises Lara Pulido de 22 años, consta en la denuncia 776/2013 de la Agencia Primera del Ministerio Público de Medellín de Bravo. La familia denuncia también que la Policía detuvo y no consignó al taxista Miguel Osorio.

–El 11 de mayo de 2015, supuestos elementos de la Fuerza Civil detienen en Coatzacoalcos José Manuel Cruz Pérez, Jhonit Enríquez Orozco, Héctor Manuel Facundo Ramos, Eliaquín Alvarado Villafuerte y Roberto Gallegos Osorio, consta en la denuncia 234/ de la Agencia Segunda del MP.

–En Orizaba: Héctor Jesús Carrera Méndez, de 26 años; Juan José Rivera Ballinas, febrero de 2013; Fernanda Salcedo Jiménez, de 21, en septiembre de 2012; Ángel Montiel San Pedro, en abril de 2012; Aldair Mendoza Castillo, en septiembre del 2012; Luís Alberto Alamillo Rueda, de 27 años, en Septiembre de 2011.

–Además, David Durán Mota, en septiembre del 2013 (patrulla 1050); Emilio Brandy Nicolás, en junio del 2013; Cintia Aranda Ruano, de 21 años, iba con cinco meses de embarazo, acompañada de su novio; Isaac Hernández Campos, 29 años, y Martín González Gutiérrez, en junio de 2013.

–Juan Miguel Reyes Rocha fue secuestrado  el 12 de octubre en Orizaba junto con su esposa, cuñada y tres menores de edad.

En todos los casos anteriores, invariablemente, se menciona a elementos del Mando Único como los presuntos responsables.

–Carlos Ortiz y Emmanuel Josymar Hernández Medrano, empleados de un bar en Orizaba, detenidos al salir del trabajo por la Policía, días después aparecieron sin vida, a uno le cortaron las orejas y la lengua.

–En el Puerto de Veracruz se reportó el caso de Ricardo Adrián García Cruz y David Salas Sarías, en diciembre del 2013, quienes levantaron la denuncia por agresiones número 1416/2013 de la Agencia cuarta del MP.

–Jonathan Isaac Mendoza Berrospe, de 17 años, en diciembre de 2013, denuncia 1293/VMP/2013; Víctor Álvarez Damián, 17 años, expediente 1269/VMP/2013

–En octubre de 2013, elementos de la patrulla 1397 de la SSP detuvieron a al taxista Andrés Aguilar Marín en la capital.

–En enero de 2013 desaparecieron ocho elementos de la Policía Municipal de Úrsulo Galván: Agustín Rivera Bonastre, Juan Carlos Montero Parra, Samuel Montiel Perdomo, Guillermo Torres Perdomo, Alejandro Báez Hernández, Javier Arauz Colina, Luis Javier Valenzuela González y Aureliano Sánchez Tonil.

Leave a Reply